Fuentes de Información de una Investigación de Mercados

Fuentes de Información de Investigación de Mercados

Las fuentes de información son esenciales para saber de dónde vamos a obtener la información para nuestra investigación de mercados, y, una vez definido esto, tendremos qué indicar qué técnicas vamos a llevar a cabo para su recopilación y el tipo de investigación que vamos a realizar.

Pero nosotros ahora nos centraremos en esa primera parte, en la fuentes de información para una investigación de mercados que existen. Estas nos van a ayudar y mucho en la toma de decisiones posterior, por lo que elegir las fuentes correctas será una decisión muy importante de cara a nuestro estudio.

Existen dos tipos de fuentes de información:

Fuentes de información Primarias

Con estas obtendremos datos generados por la propia empresa al realizar investigaciones de mercados (información interna) o por empresas especialistas en investigación de mercados que contratemos (información externa), es decir, es información que hay que elaborar en el momento en el que la necesitemos. Se elaboran cuando la información secundaria es insuficiente. El inconveniente que tienen es que su utilización tiene un coste más elevado, pero es información muy útil que podemos conseguir de primera mano.

Esta información primaria la obtendremos a través de unas técnicas que nos ayudarán a obtener la información necesaria según nuestras necesidades. Estos son los tipos de técnicas de investigación de mercados:

  • Investigación exploratoria: Como el propio término indica, se utiliza para explorar sobre el problema que tenemos y lo que podemos hacer para solucionarlo. Principalmente se utilizan técnicas cualitativas que nos ayudan a comprender ampliamente lo que ocurre, como son las reuniones de grupo, las entrevistas en profundidad, las técnicas proyectivas y la observación.
  • Investigación descriptiva: En este caso, nos centraremos en detallar más el problema, obteniendo datos más concretos. Al contrario que la exploratoria, en este caso son más adecuadas las técnicas cuantitativas, como las encuestas y los paneles.
  • Investigación causal: Finalmente, la investigación causal consiste en descubrir la relación, si la hubiera, entre las variables que son la causa del problema (variables independientes) y las variables que son el efecto del problema (variables dependientes). En este caso, la técnica que se utiliza es la del experimento, realizando pruebas para ver qué efectos tienen las variables independientes en las dependientes.

Fuentes de información Secundarias

Al contrario que las fuentes primarias, estas fuentes de información ya nos facilitan el trabajo puesto que la información ya ha sido elaborada con anterioridad bien por nuestra empresa (información interna), o bien por instituciones/personas externas a la nuestra (información externa). Estas tienen la gran ventaja de que son más baratas y menos laboriosas de conseguir.

En este punto, tenemos que desarrollar los tipos de información según su procedencia:

  • Internas: Como comentamos, es la información generada dentro de la propia empresa. Su procedencia puede ser de datos de contabilidad, bancos de datos, informes de los diferentes departamentos, etc.
  • Externas: Las fuentes de información externas son las generadas por agentes externos a nuestra empresa, a las cuales recurrimos cuando nuestra información interna es insuficiente. Entre ellas podemos destacar: Instituto Nacional de Estadística, Cámaras de Comercio, Ministerios, Institutos de Investigación, blogs especializados, periódicos, entre otros.

Fuentes primarias vs Fuentes secundarias

Para que la diferencia entre ambas fuentes de información sea más visual, a continuación muestro un cuadro resumen de las principales diferencias que las separan:

Fuentes Primarias vs Secundarias

Cabe reflejar que, ante situaciones que se nos planteen, la utilización de los dos tipos de fuentes de información será la opción ganadora. Por un lado, las fuentes secundarias nos pueden dar una base de conocimientos, mientras que las fuentes primarias nos muestran el problema de primera mano, teniendo mayor información sobre lo que está ocurriendo para poder llegar a conclusiones más certeras de cómo solventarlo.

¿Cómo lo véis? ¿Creéis que la mejor opción es optar por los dos métodos o preferís centraros en uno?

Fuente imágenes: Iconfinder y elaboración propia.


Compartir:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*